bo.haerentanimo.net
Nuevas recetas

Alimentos del FU-TURE. Futuro. Futuro. Futuro.

Alimentos del FU-TURE. Futuro. Futuro. Futuro.


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


"¿Qué pasaría si pudieras enviar la tarta de manzana casera de mamá por correo electrónico e imprimirla en casa?" planteó el Chef Homaro Cantu en un artículo de la BBC sobre el Laboratorio de Síntesis Computacional de la Universidad de Cornell, que está construyendo una impresora de alimentos 3D. De hecho, ¿y si?

Odias burlarte del chef Cantú, después de todo, está haciendo cosas divertidas en su restaurante en Chicago, Moto. Y no quieres ser el ludita culinario del que se burla dentro de 25 años por ser un detractor: debe haber habido alguien dejando tostadoras y microondas. Claro, tal vez una impresora de alimentos 3D podría reducir el desperdicio y alimentar a las poblaciones hambrientas. Pero, ¿qué pasó con los buenos tiempos de los estudios universitarios? ¿Dónde la investigación demostró que el tocino cura la resaca?

Te hace pensar, además de la cocina modernista del Dr. Nathan Myhrvold, que se supone que revolucionará la cocina, ¿qué otros planes para la tecnología alimentaria del futuro existen? Las cosas más importantes más allá de los envases que se calientan automáticamente y las latas que se enfrían automáticamente. ¿No estamos a solo cuatro años de mezclar cáscaras de plátano y Miller Lite en un Mr. Fusion en la parte trasera de un DeLorean? Oh, espera, ahí es biodiesel! ¡No! ¡El futuro está aquí!

TUBOS DE ALIMENTOS
Olvídese del hospital IV que esto evoca. Los Foodtubes son "transporte subterráneo ligero y rápido de alimentos y mercancías en cápsulas de tuberías". Son tubos subterráneos del grosor de un camión en los que las cápsulas se mueven a 60 mph para transportar alimentos. "Un mundo en el que ya no tienes que ir de compras", señaló Coolest Gadgets. Todavía esperando en el metro de 2nd Avenue. Se llama Fresh Direct.

REFRIGERADOR DE GEL DE BIOPOLIMERO
Un refrigerador más pequeño y poco convencional con un gel inodoro y no pegajoso en el que se coloca la comida hasta que esté listo para comer. Han Solo al comienzo de Jedi se encuentra con ser bañado en No puedes hacer eso en la televisión, en una pared.

REFRIGERADOR TELEPORT
Esto difiere de los dos 'avances' anteriores en tecnología de transporte y almacenamiento de alimentos. Una nevera que huele a replicación y teletransportación de Star Trek. El Teleport Fridge utiliza "tecnología de pantalla táctil para construir la interfaz para el método de teletransportación que es efectivo y fácil de usar". Al igual que FoodParc!

CARNE IN VITRO
"Para producir carne animal, pero sin utilizar un animal. Las células de partida se extraen sin dolor de animales vivos, se colocan en un medio de cultivo donde comienzan a proliferar y crecer, independientemente del animal". Sombras de Jeff Goldblum en The Fly. ¿Qué tan divorciados se supone que debemos estar de la cadena alimentaria?

NANOTECNOLOGÍA ALIMENTARIA
Eso sonidos bien. ¡La leche sabe a cola! ¡La mayonesa es más baja en calorías porque el aceite está en el exterior de las gotas de agua! "Prueba una mayonesa normal, pero lo que come tiene mucha menos grasa". ¡Hurra! Entonces escuchas los peligros potenciales ... dun, dun, dun ... ¡los nanotubos de carbono, un componente básico de la nanotecnología, pueden PENETRAR tu material genético! ¿Cuáles eran esas criaturas en La máquina del tiempo de H.G. Wells? ¿Los Morlocks? Sí.


5 alimentos del futuro

Se espera que la población mundial alcance los 9 mil millones a mediados de siglo, lo que, según los científicos, requerirá un aumento del 70 por ciento en la cantidad de alimentos producidos. Pero esto no significa que debamos comenzar a arrasar los bosques, sino que el énfasis debe estar en la innovación y en encontrar formas alternativas de llevar nutrientes y calorías al cuerpo humano, preservando al mismo tiempo el medio ambiente lo mejor que podamos.

Un artículo fascinante en National Geographic echa un vistazo a cinco alimentos que predice que veremos mucho más en las próximas décadas. "La cena en 50 años no se parecerá mucho a la cena de hoy", escribe Tracie McMillan, quien explica que es probable que alimentar a las masas tome dos caminos. Uno será un camino industrial de alta tecnología:

El otro buscará orientación en el pasado:

Entonces, ¿cuáles son estos alimentos del futuro? Algunos serán más familiares que otros.

1. Grillos, en forma de harina de grillos

MacMillan no parece tener esperanzas de que los norteamericanos comiencen a comer insectos en forma completa en el corto plazo, pero la forma en polvo se está popularizando a medida que la gente se da cuenta de que contiene más proteínas y micronutrientes por libra que la carne de res. Ahora disponible en supermercados selectos, la harina de grillo se puede convertir en chips, proteína en polvo, barras de bocadillos, productos horneados o usarse como alimento para animales. El futuro parece prometedor para los agricultores de cricket:

2. Kernza, un antiguo grano de pradera

Kernza, también conocida como pasto de trigo intermedio, es una fascinante planta perenne que produce grano durante cinco años, a diferencia del único año de producción del trigo. Sus raíces penetran 10 pies en el suelo, lo que ayuda con la resistencia a la sequía, depositando carbono en el suelo, fijando el suelo y los nutrientes en su lugar y mejorando la salud general del suelo.

Hasta ahora, la kernza solo se está produciendo en 500 acres en el Medio Oeste de Estados Unidos, pero el grano resultante se ha distribuido a varios panaderos y cervecerías para la experimentación, con gran éxito. Incluso Patagonia se ha asociado con Hopworks para convertirla en una deliciosa cerveza.

3. Carne de origen vegetal

La carne producida industrialmente es terrible para el medio ambiente, sin mencionar las implicaciones éticas de confinar y engordar rápidamente a los animales. Los científicos han señalado que la composición básica de la carne no es tan complicada: "No es ciencia espacial, son los aminoácidos y los lípidos. Nada de eso es exclusivo del animal". Por lo tanto, no hay ninguna razón por la que esto no se vuelva a crear en un laboratorio utilizando ingredientes que no sean de origen animal.

Esto es precisamente lo que Beyond Meat (cuyo CEO hizo la declaración anterior) e Impossible Foods están tratando de hacer. Las dos compañías estadounidenses rivales han creado hamburguesas a base de plantas que se parecen más a la carne, menos a las empanadas secas en forma de pastel que ha llegado a asociar con las hamburguesas vegetarianas. The Beyond Burger usa proteína de guisantes y jugo de remolacha, mientras que Impossible ha sido noticia por su creación de aceite de papa y coco 'sangrante'.

Lea sobre mi experiencia comiendo la hamburguesa imposible en Nueva York el verano pasado.

4. Aceite de algas

¿Sabías siquiera que era posible producir aceite a partir de algas? Aparentemente lo es, y el aceite resultante es un aceite de cocina ligero de sabor neutro con grasas monoinsaturadas y un alto punto de humo. El primer aceite de algas fue elaborado por una empresa holandesa llamada Thrive en 2015, y ahora está aumentando la producción en Brasil, donde la caña de azúcar se usa para alimentar las algas en tanques grandes antes de cosecharla para convertirla en aceite.

La razón para querer un aceite de algas es reducir la demanda de tierra y agua. También es una alternativa más humana al aceite de palma, que es conocido por provocar la destrucción de la selva tropical en todo el mundo. Ya puedes comprarlo en Amazon.

5. Carne cultivada en laboratorio

La industria prefiere llamarlo "carne limpia" en un esfuerzo por hacerlo más atractivo para los clientes escépticos. La idea del pollo en una placa de Petri todavía genera algunas cejas, pero hay muchos que creen que es el camino del futuro que aborda muchas de las implicaciones éticas y ambientales de la producción de carne, al tiempo que satisface la demanda continua de proteína animal. McMillan escribe:

A pesar del impulso, es probable que pasen 30 años antes de que pueda encontrar baquetas cultivadas en laboratorio en el pasillo de la tienda de comestibles. El pollo cultivado por Memphis Meats ahora cuesta $ 9,000 / libra, por lo que todavía es necesario que se produzca una reducción significativa. Lea sobre mi conversación con Shir Friedman, fundador de SuperMeat de Israel.


5 alimentos del futuro

Se espera que la población mundial alcance los 9 mil millones a mediados de siglo, lo que, según los científicos, requerirá un aumento del 70 por ciento en la cantidad de alimentos producidos. Pero esto no significa que debamos comenzar a arrasar los bosques, sino que el énfasis debe estar en la innovación y en encontrar formas alternativas de llevar nutrientes y calorías al cuerpo humano, preservando al mismo tiempo el medio ambiente lo mejor que podamos.

Un artículo fascinante en National Geographic echa un vistazo a cinco alimentos que predice que veremos mucho más en las próximas décadas. "La cena en 50 años no se parecerá mucho a la cena de hoy", escribe Tracie McMillan, quien explica que es probable que alimentar a las masas tome dos caminos. Uno será un camino industrial de alta tecnología:

El otro buscará orientación en el pasado:

Entonces, ¿cuáles son estos alimentos del futuro? Algunos serán más familiares que otros.

1. Grillos, en forma de harina de grillos

MacMillan no parece tener esperanzas de que los norteamericanos comiencen a comer insectos en forma completa en el corto plazo, pero la forma en polvo se está popularizando a medida que la gente se da cuenta de que contiene más proteínas y micronutrientes por libra que la carne de res. Ahora disponible en supermercados selectos, la harina de grillo se puede convertir en chips, proteína en polvo, barras de bocadillos, productos horneados o usarse como alimento para animales. El futuro parece prometedor para los productores de cricket:

2. Kernza, un antiguo grano de pradera

Kernza, también conocida como pasto de trigo intermedio, es una fascinante planta perenne que produce grano durante cinco años, a diferencia del único año de producción del trigo. Sus raíces penetran 10 pies en el suelo, lo que ayuda con la resistencia a la sequía, depositando carbono en el suelo, fijando el suelo y los nutrientes en su lugar y mejorando la salud general del suelo.

Hasta ahora, la kernza solo se está produciendo en 500 acres en el Medio Oeste de Estados Unidos, pero el grano resultante se ha distribuido a varios panaderos y cervecerías para la experimentación, con gran éxito. Incluso Patagonia se ha asociado con Hopworks para convertirla en una deliciosa cerveza.

3. Carne de origen vegetal

La carne producida industrialmente es terrible para el medio ambiente, sin mencionar las implicaciones éticas de confinar y engordar rápidamente a los animales. Los científicos han señalado que la composición básica de la carne no es tan complicada: "No es ciencia espacial, son los aminoácidos y los lípidos. Nada de eso es exclusivo del animal". Por lo tanto, no hay ninguna razón por la que esto no se vuelva a crear en un laboratorio utilizando ingredientes que no sean de origen animal.

Esto es precisamente lo que Beyond Meat (cuyo CEO hizo la declaración anterior) e Impossible Foods están tratando de hacer. Las dos compañías estadounidenses rivales han creado hamburguesas a base de plantas que se parecen más a la carne, menos a las empanadas secas en forma de pastel que ha llegado a asociar con las hamburguesas vegetarianas. The Beyond Burger utiliza proteína de guisantes y jugo de remolacha, mientras que Impossible ha sido noticia por su creación de aceite de papa y coco 'sangrante'.

Lea sobre mi experiencia comiendo la hamburguesa imposible en Nueva York el verano pasado.

4. Aceite de algas

¿Sabías siquiera que era posible producir aceite a partir de algas? Aparentemente lo es, y el aceite resultante es un aceite de cocina ligero de sabor neutro con grasas monoinsaturadas y un alto punto de humo. El primer aceite de algas fue elaborado por una empresa holandesa llamada Thrive en 2015, y ahora está aumentando la producción en Brasil, donde la caña de azúcar se usa para alimentar las algas en tanques grandes antes de cosecharla para convertirla en aceite.

La razón para querer un aceite de algas es reducir la demanda de tierra y agua. También es una alternativa más humana al aceite de palma, que es conocido por provocar la destrucción de la selva tropical en todo el mundo. Ya puedes comprarlo en Amazon.

5. Carne cultivada en laboratorio

La industria prefiere llamarlo "carne limpia" en un esfuerzo por hacerlo más atractivo para los clientes escépticos. La idea del pollo en una placa de Petri todavía despierta algunas cejas, pero hay muchos que creen que es el camino del futuro que aborda muchas de las implicaciones éticas y ambientales de la producción de carne, al tiempo que satisface la demanda continua de proteína animal. McMillan escribe:

A pesar del impulso, es probable que pasen 30 años antes de que pueda encontrar baquetas cultivadas en laboratorio en el pasillo de la tienda de comestibles. El pollo cultivado por Memphis Meats ahora cuesta $ 9,000 / libra, por lo que todavía es necesario que se produzca una reducción significativa. Lea sobre mi conversación con Shir Friedman, fundador de SuperMeat de Israel.


5 alimentos del futuro

Se espera que la población mundial alcance los 9 mil millones para mediados de siglo, lo que, según los científicos, requerirá un aumento del 70 por ciento en la cantidad de alimentos producidos. Pero esto no significa que debamos comenzar a arrasar los bosques, sino que el énfasis debe estar en la innovación y en encontrar formas alternativas de llevar nutrientes y calorías al cuerpo humano, preservando al mismo tiempo el medio ambiente lo mejor que podamos.

Un artículo fascinante en National Geographic echa un vistazo a cinco alimentos que predice que veremos mucho más en las próximas décadas. "La cena en 50 años no se parecerá mucho a la cena de hoy", escribe Tracie McMillan, quien explica que es probable que alimentar a las masas tome dos caminos. Uno será un camino industrial de alta tecnología:

El otro buscará orientación en el pasado:

Entonces, ¿cuáles son estos alimentos del futuro? Algunos serán más familiares que otros.

1. Grillos, en forma de harina de grillos

MacMillan no parece tener esperanzas de que los norteamericanos comiencen a comer insectos en forma completa en el corto plazo, pero la forma en polvo se está popularizando a medida que la gente se da cuenta de que contiene más proteínas y micronutrientes por libra que la carne de res. Ahora disponible en supermercados selectos, la harina de grillo se puede convertir en chips, proteína en polvo, barras de bocadillos, productos horneados o usarse como alimento para animales. El futuro parece prometedor para los productores de cricket:

2. Kernza, un antiguo grano de pradera

Kernza, también conocida como pasto de trigo intermedio, es una fascinante planta perenne que produce grano durante cinco años, a diferencia del único año de producción del trigo. Sus raíces penetran 10 pies en el suelo, lo que ayuda con la resistencia a la sequía, depositando carbono en el suelo, fijando el suelo y los nutrientes en su lugar y mejorando la salud general del suelo.

Hasta ahora, la kernza solo se está produciendo en 500 acres en el Medio Oeste de Estados Unidos, pero el grano resultante se ha distribuido a varios panaderos y cervecerías para la experimentación, con gran éxito. Incluso Patagonia se ha asociado con Hopworks para convertirla en una deliciosa cerveza.

3. Carne de origen vegetal

La carne producida industrialmente es terrible para el medio ambiente, sin mencionar las implicaciones éticas de confinar y engordar rápidamente a los animales. Los científicos han señalado que la composición básica de la carne no es tan complicada: "No es ciencia espacial, son los aminoácidos y los lípidos. Nada de eso es exclusivo del animal". Por lo tanto, no hay ninguna razón por la que esto no se vuelva a crear en un laboratorio utilizando ingredientes que no sean de origen animal.

Esto es precisamente lo que Beyond Meat (cuyo CEO hizo la declaración anterior) e Impossible Foods están tratando de hacer. Las dos compañías estadounidenses rivales han creado hamburguesas a base de plantas que se parecen más a la carne, menos a las empanadas secas en forma de pastel que ha llegado a asociar con las hamburguesas vegetarianas. The Beyond Burger utiliza proteína de guisantes y jugo de remolacha, mientras que Impossible ha sido noticia por su creación de aceite de papa y coco 'sangrante'.

Lea sobre mi experiencia comiendo la hamburguesa imposible en Nueva York el verano pasado.

4. Aceite de algas

¿Sabías siquiera que era posible producir aceite a partir de algas? Aparentemente lo es, y el aceite resultante es un aceite de cocina ligero de sabor neutro con grasas monoinsaturadas y un alto punto de humo. El primer aceite de algas fue elaborado por una empresa holandesa llamada Thrive en 2015, y ahora está aumentando la producción en Brasil, donde la caña de azúcar se usa para alimentar las algas en tanques grandes antes de cosecharla para convertirla en aceite.

La razón para querer un aceite de algas es reducir la demanda de tierra y agua. También es una alternativa más humana al aceite de palma, que es conocido por provocar la destrucción de la selva tropical en todo el mundo. Ya puedes comprarlo en Amazon.

5. Carne cultivada en laboratorio

La industria prefiere llamarlo "carne limpia" en un esfuerzo por hacerlo más atractivo para los clientes escépticos. La idea del pollo en una placa de Petri todavía despierta algunas cejas, pero hay muchos que creen que es el camino del futuro que aborda muchas de las implicaciones éticas y ambientales de la producción de carne, al tiempo que satisface la demanda continua de proteína animal. McMillan escribe:

A pesar del impulso, es probable que pasen 30 años antes de que pueda encontrar baquetas cultivadas en laboratorio en el pasillo de la tienda de comestibles. El pollo cultivado por Memphis Meats ahora cuesta $ 9,000 / libra, por lo que todavía es necesario que se produzca una reducción significativa. Lea sobre mi conversación con Shir Friedman, fundador de SuperMeat de Israel.


5 alimentos del futuro

Se espera que la población mundial alcance los 9 mil millones para mediados de siglo, lo que, según los científicos, requerirá un aumento del 70 por ciento en la cantidad de alimentos producidos. Pero esto no significa que debamos empezar a arrasar los bosques, sino que el énfasis debe estar en la innovación y en encontrar formas alternativas de llevar nutrientes y calorías al cuerpo humano, preservando al mismo tiempo el medio ambiente lo mejor que podamos.

Un artículo fascinante en National Geographic echa un vistazo a cinco alimentos que predice que veremos mucho más en las próximas décadas. "La cena en 50 años no se parecerá mucho a la cena de hoy", escribe Tracie McMillan, quien explica que es probable que alimentar a las masas tome dos caminos. Uno será un camino industrial de alta tecnología:

El otro buscará orientación en el pasado:

Entonces, ¿cuáles son estos alimentos del futuro? Algunos serán más familiares que otros.

1. Grillos, en forma de harina de grillos

MacMillan no parece tener esperanzas de que los norteamericanos comiencen a comer insectos en forma completa en el corto plazo, pero la forma en polvo se está popularizando a medida que la gente se da cuenta de que contiene más proteínas y micronutrientes por libra que la carne de res. Ahora disponible en supermercados selectos, la harina de grillo se puede convertir en chips, proteína en polvo, barras de bocadillos, productos horneados o usarse como alimento para animales. El futuro parece prometedor para los productores de cricket:

2. Kernza, un antiguo grano de pradera

Kernza, también conocida como pasto de trigo intermedio, es una fascinante planta perenne que produce grano durante cinco años, a diferencia del único año de producción del trigo. Sus raíces penetran 10 pies en el suelo, lo que ayuda con la resistencia a la sequía, depositando carbono en el suelo, fijando el suelo y los nutrientes en su lugar y mejorando la salud general del suelo.

Hasta ahora, la kernza solo se está produciendo en 500 acres en el Medio Oeste de Estados Unidos, pero el grano resultante se ha distribuido a varios panaderos y cervecerías para la experimentación, con gran éxito. Incluso Patagonia se ha asociado con Hopworks para convertirla en una deliciosa cerveza.

3. Carne de origen vegetal

La carne producida industrialmente es terrible para el medio ambiente, sin mencionar las implicaciones éticas de confinar y engordar rápidamente a los animales. Los científicos han señalado que la composición básica de la carne no es tan complicada: "No es ciencia espacial, son los aminoácidos y los lípidos. Nada de eso es exclusivo del animal". Por lo tanto, no hay ninguna razón por la que esto no se vuelva a crear en un laboratorio utilizando ingredientes que no sean de origen animal.

Esto es precisamente lo que Beyond Meat (cuyo CEO hizo la declaración anterior) e Impossible Foods están tratando de hacer. Las dos compañías estadounidenses rivales han creado hamburguesas a base de plantas que se parecen más a la carne, menos a las empanadas secas en forma de pastel que ha llegado a asociar con las hamburguesas vegetarianas. The Beyond Burger usa proteína de guisantes y jugo de remolacha, mientras que Impossible ha sido noticia por su creación de aceite de papa y coco 'sangrante'.

Lea sobre mi experiencia comiendo la hamburguesa imposible en Nueva York el verano pasado.

4. Aceite de algas

¿Sabías siquiera que era posible producir aceite a partir de algas? Aparentemente lo es, y el aceite resultante es un aceite de cocina ligero de sabor neutro con grasas monoinsaturadas y un alto punto de humo. El primer aceite de algas fue elaborado por una empresa holandesa llamada Thrive en 2015, y ahora está aumentando la producción en Brasil, donde la caña de azúcar se usa para alimentar las algas en tanques grandes antes de cosecharla para convertirla en aceite.

La razón para querer un aceite de algas es reducir la demanda de tierra y agua. También es una alternativa más humana al aceite de palma, que es conocido por provocar la destrucción de la selva tropical en todo el mundo. Ya puedes comprarlo en Amazon.

5. Carne cultivada en laboratorio

La industria prefiere llamarlo "carne limpia" en un esfuerzo por hacerlo más atractivo para los clientes escépticos. La idea del pollo en una placa de Petri todavía genera algunas cejas, pero hay muchos que creen que es el camino del futuro que aborda muchas de las implicaciones éticas y ambientales de la producción de carne, al tiempo que satisface la demanda continua de proteína animal. McMillan escribe:

A pesar del impulso, es probable que pasen 30 años antes de que pueda encontrar baquetas cultivadas en laboratorio en el pasillo de la tienda de comestibles. El pollo cultivado por Memphis Meats ahora cuesta $ 9,000 / libra, por lo que todavía es necesario que se produzca una reducción significativa. Lea sobre mi conversación con Shir Friedman, fundador de SuperMeat de Israel.


5 alimentos del futuro

Se espera que la población mundial alcance los 9 mil millones a mediados de siglo, lo que, según los científicos, requerirá un aumento del 70 por ciento en la cantidad de alimentos producidos. Pero esto no significa que debamos comenzar a arrasar los bosques, sino que el énfasis debe estar en la innovación y en encontrar formas alternativas de llevar nutrientes y calorías al cuerpo humano, preservando al mismo tiempo el medio ambiente lo mejor que podamos.

Un artículo fascinante en National Geographic echa un vistazo a cinco alimentos que predice que veremos mucho más en las próximas décadas. "La cena en 50 años no se parecerá mucho a la cena de hoy", escribe Tracie McMillan, quien explica que es probable que alimentar a las masas tome dos caminos. Uno será un camino industrial de alta tecnología:

El otro buscará orientación en el pasado:

Entonces, ¿cuáles son estos alimentos del futuro? Algunos serán más familiares que otros.

1. Grillos, en forma de harina de grillos

MacMillan no parece tener esperanzas de que los norteamericanos comiencen a comer insectos en forma completa en el corto plazo, pero la forma en polvo se está popularizando a medida que la gente se da cuenta de que contiene más proteínas y micronutrientes por libra que la carne de res. Ahora disponible en supermercados selectos, la harina de grillo se puede convertir en chips, proteína en polvo, barras de bocadillos, productos horneados o usarse como alimento para animales. El futuro parece prometedor para los agricultores de cricket:

2. Kernza, un antiguo grano de pradera

Kernza, también conocida como pasto de trigo intermedio, es una fascinante planta perenne que produce grano durante cinco años, a diferencia del único año de producción del trigo. Sus raíces penetran 10 pies en el suelo, lo que ayuda con la resistencia a la sequía, depositando carbono en el suelo, fijando el suelo y los nutrientes en su lugar y mejorando la salud general del suelo.

Hasta ahora, la kernza solo se está produciendo en 500 acres en el Medio Oeste de Estados Unidos, pero el grano resultante se ha distribuido a varios panaderos y cervecerías para la experimentación, con gran éxito. Incluso Patagonia se ha asociado con Hopworks para convertirla en una deliciosa cerveza.

3. Carne de origen vegetal

La carne producida industrialmente es terrible para el medio ambiente, sin mencionar las implicaciones éticas de confinar y engordar rápidamente a los animales. Los científicos han señalado que la composición básica de la carne no es tan complicada: "No es ciencia espacial, son los aminoácidos y los lípidos. Nada de eso es exclusivo del animal". Por lo tanto, no hay ninguna razón por la que esto no se vuelva a crear en un laboratorio utilizando ingredientes que no sean de origen animal.

Esto es precisamente lo que Beyond Meat (cuyo CEO hizo la declaración anterior) e Impossible Foods están tratando de hacer. Las dos compañías estadounidenses rivales han creado hamburguesas a base de plantas que se parecen más a la carne, menos a las empanadas secas en forma de pastel que ha llegado a asociar con las hamburguesas vegetarianas. The Beyond Burger usa proteína de guisantes y jugo de remolacha, mientras que Impossible ha sido noticia por su creación de aceite de papa y coco 'sangrante'.

Lea sobre mi experiencia comiendo la hamburguesa imposible en Nueva York el verano pasado.

4. Aceite de algas

¿Sabías siquiera que era posible producir aceite a partir de algas? Aparentemente lo es, y el aceite resultante es un aceite de cocina ligero de sabor neutro con grasas monoinsaturadas y un alto punto de humo. El primer aceite de algas fue elaborado por una empresa holandesa llamada Thrive en 2015, y ahora está aumentando la producción en Brasil, donde la caña de azúcar se usa para alimentar las algas en tanques grandes antes de cosecharla para prensarla en aceite.

La razón para querer un aceite de algas es reducir la demanda de tierra y agua. También es una alternativa más humana al aceite de palma, que es conocido por provocar la destrucción de la selva tropical en todo el mundo. Ya puedes comprarlo en Amazon.

5. Carne cultivada en laboratorio

La industria prefiere llamarlo "carne limpia" en un esfuerzo por hacerlo más atractivo para los clientes escépticos. La idea del pollo en una placa de Petri todavía genera algunas cejas, pero hay muchos que creen que es el camino del futuro que aborda muchas de las implicaciones éticas y ambientales de la producción de carne, al tiempo que satisface la demanda continua de proteína animal. McMillan escribe:

A pesar del impulso, es probable que pasen 30 años antes de que pueda encontrar baquetas cultivadas en laboratorio en el pasillo de la tienda de comestibles. El pollo cultivado por Memphis Meats ahora cuesta $ 9,000 / libra, por lo que todavía es necesario que ocurra una reducción significativa. Lea sobre mi conversación con Shir Friedman, fundador de SuperMeat de Israel.


5 alimentos del futuro

Se espera que la población mundial alcance los 9 mil millones para mediados de siglo, lo que, según los científicos, requerirá un aumento del 70 por ciento en la cantidad de alimentos producidos. Pero esto no significa que debamos empezar a arrasar los bosques, sino que el énfasis debe estar en la innovación y en encontrar formas alternativas de llevar nutrientes y calorías al cuerpo humano, preservando al mismo tiempo el medio ambiente lo mejor que podamos.

Un artículo fascinante en National Geographic echa un vistazo a cinco alimentos que predice que veremos mucho más en las próximas décadas. "La cena en 50 años no se parecerá mucho a la cena de hoy", escribe Tracie McMillan, quien explica que es probable que alimentar a las masas tome dos caminos. Uno será un camino industrial de alta tecnología:

El otro buscará orientación en el pasado:

Entonces, ¿cuáles son estos alimentos del futuro? Algunos serán más familiares que otros.

1. Grillos, en forma de harina de grillos

MacMillan no parece tener esperanzas de que los norteamericanos comiencen a comer insectos en forma completa en el corto plazo, pero la forma en polvo se está popularizando a medida que la gente se da cuenta de que contiene más proteínas y micronutrientes por libra que la carne de res. Ahora disponible en supermercados selectos, la harina de grillo se puede convertir en chips, proteína en polvo, barras de bocadillos, productos horneados o usarse como alimento para animales. El futuro parece prometedor para los agricultores de cricket:

2. Kernza, un antiguo grano de pradera

Kernza, también conocida como pasto de trigo intermedio, es una fascinante planta perenne que produce grano durante cinco años, a diferencia del único año de producción del trigo. Sus raíces penetran 10 pies en el suelo, lo que ayuda con la resistencia a la sequía, depositando carbono en el suelo, fijando el suelo y los nutrientes en su lugar y mejorando la salud general del suelo.

Hasta ahora, la kernza solo se está produciendo en 500 acres en el Medio Oeste de Estados Unidos, pero el grano resultante se ha distribuido a varios panaderos y cervecerías para la experimentación, con gran éxito. Incluso Patagonia se ha asociado con Hopworks para convertirla en una deliciosa cerveza.

3. Carne de origen vegetal

La carne producida industrialmente es terrible para el medio ambiente, sin mencionar las implicaciones éticas de confinar y engordar rápidamente a los animales. Los científicos han señalado que la composición básica de la carne no es tan complicada: "No es ciencia espacial, son los aminoácidos y los lípidos. Nada de eso es exclusivo del animal". Por lo tanto, no hay ninguna razón por la que esto no se vuelva a crear en un laboratorio con ingredientes que no sean de origen animal.

Esto es precisamente lo que Beyond Meat (cuyo CEO hizo la declaración anterior) e Impossible Foods están tratando de hacer. Las dos compañías rivales estadounidenses han creado hamburguesas a base de plantas que se parecen más a la carne, menos a las empanadas secas en forma de pastel que ha llegado a asociar con las hamburguesas vegetarianas. The Beyond Burger utiliza proteína de guisantes y jugo de remolacha, mientras que Impossible ha sido noticia por su creación de aceite de papa y coco 'sangrante'.

Lea sobre mi experiencia comiendo la hamburguesa imposible en Nueva York el verano pasado.

4. Aceite de algas

¿Sabías siquiera que era posible producir aceite a partir de algas? Aparentemente lo es, y el aceite resultante es un aceite de cocina ligero de sabor neutro con grasas monoinsaturadas y un alto punto de humo. El primer aceite de algas fue elaborado por una empresa holandesa llamada Thrive en 2015, y ahora está aumentando la producción en Brasil, donde la caña de azúcar se usa para alimentar las algas en tanques grandes antes de cosecharla para convertirla en aceite.

La razón para querer un aceite de algas es reducir la demanda de tierra y agua. También es una alternativa más humana al aceite de palma, que es conocido por provocar la destrucción de la selva tropical en todo el mundo. Ya puedes comprarlo en Amazon.

5. Carne cultivada en laboratorio

La industria prefiere llamarlo "carne limpia" en un esfuerzo por hacerlo más atractivo para los clientes escépticos. La idea del pollo en una placa de Petri todavía genera algunas cejas, pero hay muchos que creen que es el camino del futuro que aborda muchas de las implicaciones éticas y ambientales de la producción de carne, al tiempo que satisface la demanda continua de proteína animal. McMillan escribe:

A pesar del impulso, es probable que pasen 30 años antes de que pueda encontrar baquetas cultivadas en laboratorio en el pasillo de la tienda de comestibles. El pollo cultivado por Memphis Meats ahora cuesta $ 9,000 / libra, por lo que todavía es necesario que se produzca una reducción significativa. Lea sobre mi conversación con Shir Friedman, fundador de SuperMeat de Israel.


5 alimentos del futuro

Se espera que la población mundial alcance los 9 mil millones a mediados de siglo, lo que, según los científicos, requerirá un aumento del 70 por ciento en la cantidad de alimentos producidos. Pero esto no significa que debamos comenzar a arrasar los bosques, sino que el énfasis debe estar en la innovación y en encontrar formas alternativas de llevar nutrientes y calorías al cuerpo humano, preservando al mismo tiempo el medio ambiente lo mejor que podamos.

Un artículo fascinante en National Geographic echa un vistazo a cinco alimentos que predice que veremos mucho más en las próximas décadas. "La cena en 50 años no se parecerá mucho a la cena de hoy", escribe Tracie McMillan, quien explica que es probable que alimentar a las masas tome dos caminos. Uno será un camino industrial de alta tecnología:

El otro buscará orientación en el pasado:

Entonces, ¿cuáles son estos alimentos del futuro? Algunos serán más familiares que otros.

1. Grillos, en forma de harina de grillos

MacMillan no parece tener esperanzas de que los norteamericanos comiencen a comer insectos en forma completa en el corto plazo, pero la forma en polvo se está popularizando a medida que la gente se da cuenta de que contiene más proteínas y micronutrientes por libra que la carne de res. Ahora disponible en supermercados selectos, la harina de grillo se puede convertir en chips, proteína en polvo, barras de bocadillos, productos horneados o usarse como alimento para animales. El futuro parece prometedor para los agricultores de cricket:

2. Kernza, un antiguo grano de pradera

Kernza, también conocida como pasto de trigo intermedio, es una fascinante planta perenne que produce grano durante cinco años, a diferencia del único año de producción del trigo. Sus raíces penetran 10 pies en el suelo, lo que ayuda con la resistencia a la sequía, depositando carbono en el suelo, fijando el suelo y los nutrientes en su lugar y mejorando la salud general del suelo.

Hasta ahora, la kernza solo se está produciendo en 500 acres en el Medio Oeste de Estados Unidos, pero el grano resultante se ha distribuido a varios panaderos y cervecerías para la experimentación, con gran éxito. Incluso Patagonia se ha asociado con Hopworks para convertirla en una deliciosa cerveza.

3. Carne de origen vegetal

Industrially produced meat is terrible for the environment, not to mention the ethical implications of confining and rapidly fattening animals. Scientists have pointed out that the basic composition of meat isn't all that complicated: "It's not rocket science it's amino acids and lipids. None of that is exclusive to the animal." So there's no reason why this wouldn't be recreated in a lab using non-animal ingredients.

This is precisely what Beyond Meat (whose CEO made the statement above) and Impossible Foods are trying to do. The two American rival companies have come up with plant-based burgers that are more like meat, less like that the dry, cakelike patties you've come to associate with veggie burgers. The Beyond Burger uses pea protein and beetroot juice, while the Impossible has made headlines for its 'bleeding' potato-coconut oil creation.

Read about my experience eating the Impossible Burger in NYC last summer.

4. Oil from algae

Did you even know it was possible to make oil from algae? Apparently it is, and the resulting oil is a light, neutrally flavored cooking oil with monounsaturated fats and a high smoke point. The first algae oil was made by a Dutch company called Thrive in 2015, and it is now ramping up production in Brazil, where sugarcane is used to feed the algae in large tanks before it's harvested for pressing into oil.

The reason for wanting an algae oil is to reduce the demand for land and water. It is also a more humane alternative to palm oil, which is notorious for driving rainforest destruction worldwide. You can buy it on Amazon already.

5. Lab-grown meat

The industry prefers to call it 'clean meat' in an effort to make it more appealing to skeptical customers. The idea of chicken in a petri dish still raises some eyebrows, but there are many who believe it's the way of the future it addresses many of the ethical and environmental implications of meat production, while satisfying ongoing demand for animal protein. McMillan writes:

Despite the push, it's likely going to be 30 years before you can find lab-grown drumsticks in the grocery store aisle. The chicken grown by Memphis Meats now costs $9,000/pound, so there's still some significant scaling down that needs to occur. Read about my conversation with Shir Friedman, founder of Israel's SuperMeat.


5 Foods of the Future

The world's population is expected to reach 9 billion by the middle of the century, which scientists say will require a 70 percent increase in the amount of food being produced. But this does not mean we should start razing forests rather, the emphasis needs to be on innovation, and figuring out alternative ways of getting nutrients and calories into human bodies, while preserving the environment as best we can.

A fascinating article in National Geographic takes a look at five foods that it predicts we'll be seeing a lot more of in the coming decades. "Dinner in 50 years won’t look much like dinner today," writes Tracie McMillan, who explains that feeding the masses is likely to take two paths. One will be a high-tech industrial path:

The other will look to the past for guidance:

So what are these foods of the future? Some will be more familiar than others.

1. Crickets, in the form of cricket flour

MacMillan doesn't seem hopeful that North Americans will start eating insects in whole form anytime soon, but powdered form is catching on as people realize it contains more protein and micronutrients per pound than beef. Now available in select supermarkets, cricket flour can be turned into chips, protein powder, snack bars, baked goods, or used as animal feed. The future looks rosy for cricket farmers:

2. Kernza, an ancient prairie grain

Kernza, also known as intermediate wheatgrass, is a fascinating perennial plant that produces grain for five years, as opposed to wheat's single year of production. Its roots push 10 feet into the ground, which helps with drought resilience, depositing carbon into the soil, fixing soil and nutrients in place, and boosting overall soil health.

So far kernza is only being produced on 500 acres in the American Midwest, but the resulting grain has been distributed to a number of bakers and breweries for experimentation, with great success. Even Patagonia has teamed up with Hopworks to turn it into a delicious ale.

3. Plant-based meat

Industrially produced meat is terrible for the environment, not to mention the ethical implications of confining and rapidly fattening animals. Scientists have pointed out that the basic composition of meat isn't all that complicated: "It's not rocket science it's amino acids and lipids. None of that is exclusive to the animal." So there's no reason why this wouldn't be recreated in a lab using non-animal ingredients.

This is precisely what Beyond Meat (whose CEO made the statement above) and Impossible Foods are trying to do. The two American rival companies have come up with plant-based burgers that are more like meat, less like that the dry, cakelike patties you've come to associate with veggie burgers. The Beyond Burger uses pea protein and beetroot juice, while the Impossible has made headlines for its 'bleeding' potato-coconut oil creation.

Read about my experience eating the Impossible Burger in NYC last summer.

4. Oil from algae

Did you even know it was possible to make oil from algae? Apparently it is, and the resulting oil is a light, neutrally flavored cooking oil with monounsaturated fats and a high smoke point. The first algae oil was made by a Dutch company called Thrive in 2015, and it is now ramping up production in Brazil, where sugarcane is used to feed the algae in large tanks before it's harvested for pressing into oil.

The reason for wanting an algae oil is to reduce the demand for land and water. It is also a more humane alternative to palm oil, which is notorious for driving rainforest destruction worldwide. You can buy it on Amazon already.

5. Lab-grown meat

The industry prefers to call it 'clean meat' in an effort to make it more appealing to skeptical customers. The idea of chicken in a petri dish still raises some eyebrows, but there are many who believe it's the way of the future it addresses many of the ethical and environmental implications of meat production, while satisfying ongoing demand for animal protein. McMillan writes:

Despite the push, it's likely going to be 30 years before you can find lab-grown drumsticks in the grocery store aisle. The chicken grown by Memphis Meats now costs $9,000/pound, so there's still some significant scaling down that needs to occur. Read about my conversation with Shir Friedman, founder of Israel's SuperMeat.


5 Foods of the Future

The world's population is expected to reach 9 billion by the middle of the century, which scientists say will require a 70 percent increase in the amount of food being produced. But this does not mean we should start razing forests rather, the emphasis needs to be on innovation, and figuring out alternative ways of getting nutrients and calories into human bodies, while preserving the environment as best we can.

A fascinating article in National Geographic takes a look at five foods that it predicts we'll be seeing a lot more of in the coming decades. "Dinner in 50 years won’t look much like dinner today," writes Tracie McMillan, who explains that feeding the masses is likely to take two paths. One will be a high-tech industrial path:

The other will look to the past for guidance:

So what are these foods of the future? Some will be more familiar than others.

1. Crickets, in the form of cricket flour

MacMillan doesn't seem hopeful that North Americans will start eating insects in whole form anytime soon, but powdered form is catching on as people realize it contains more protein and micronutrients per pound than beef. Now available in select supermarkets, cricket flour can be turned into chips, protein powder, snack bars, baked goods, or used as animal feed. The future looks rosy for cricket farmers:

2. Kernza, an ancient prairie grain

Kernza, also known as intermediate wheatgrass, is a fascinating perennial plant that produces grain for five years, as opposed to wheat's single year of production. Its roots push 10 feet into the ground, which helps with drought resilience, depositing carbon into the soil, fixing soil and nutrients in place, and boosting overall soil health.

So far kernza is only being produced on 500 acres in the American Midwest, but the resulting grain has been distributed to a number of bakers and breweries for experimentation, with great success. Even Patagonia has teamed up with Hopworks to turn it into a delicious ale.

3. Plant-based meat

Industrially produced meat is terrible for the environment, not to mention the ethical implications of confining and rapidly fattening animals. Scientists have pointed out that the basic composition of meat isn't all that complicated: "It's not rocket science it's amino acids and lipids. None of that is exclusive to the animal." So there's no reason why this wouldn't be recreated in a lab using non-animal ingredients.

This is precisely what Beyond Meat (whose CEO made the statement above) and Impossible Foods are trying to do. The two American rival companies have come up with plant-based burgers that are more like meat, less like that the dry, cakelike patties you've come to associate with veggie burgers. The Beyond Burger uses pea protein and beetroot juice, while the Impossible has made headlines for its 'bleeding' potato-coconut oil creation.

Read about my experience eating the Impossible Burger in NYC last summer.

4. Oil from algae

Did you even know it was possible to make oil from algae? Apparently it is, and the resulting oil is a light, neutrally flavored cooking oil with monounsaturated fats and a high smoke point. The first algae oil was made by a Dutch company called Thrive in 2015, and it is now ramping up production in Brazil, where sugarcane is used to feed the algae in large tanks before it's harvested for pressing into oil.

The reason for wanting an algae oil is to reduce the demand for land and water. It is also a more humane alternative to palm oil, which is notorious for driving rainforest destruction worldwide. You can buy it on Amazon already.

5. Lab-grown meat

The industry prefers to call it 'clean meat' in an effort to make it more appealing to skeptical customers. The idea of chicken in a petri dish still raises some eyebrows, but there are many who believe it's the way of the future it addresses many of the ethical and environmental implications of meat production, while satisfying ongoing demand for animal protein. McMillan writes:

Despite the push, it's likely going to be 30 years before you can find lab-grown drumsticks in the grocery store aisle. The chicken grown by Memphis Meats now costs $9,000/pound, so there's still some significant scaling down that needs to occur. Read about my conversation with Shir Friedman, founder of Israel's SuperMeat.


5 Foods of the Future

The world's population is expected to reach 9 billion by the middle of the century, which scientists say will require a 70 percent increase in the amount of food being produced. But this does not mean we should start razing forests rather, the emphasis needs to be on innovation, and figuring out alternative ways of getting nutrients and calories into human bodies, while preserving the environment as best we can.

A fascinating article in National Geographic takes a look at five foods that it predicts we'll be seeing a lot more of in the coming decades. "Dinner in 50 years won’t look much like dinner today," writes Tracie McMillan, who explains that feeding the masses is likely to take two paths. One will be a high-tech industrial path:

The other will look to the past for guidance:

So what are these foods of the future? Some will be more familiar than others.

1. Crickets, in the form of cricket flour

MacMillan doesn't seem hopeful that North Americans will start eating insects in whole form anytime soon, but powdered form is catching on as people realize it contains more protein and micronutrients per pound than beef. Now available in select supermarkets, cricket flour can be turned into chips, protein powder, snack bars, baked goods, or used as animal feed. The future looks rosy for cricket farmers:

2. Kernza, an ancient prairie grain

Kernza, also known as intermediate wheatgrass, is a fascinating perennial plant that produces grain for five years, as opposed to wheat's single year of production. Its roots push 10 feet into the ground, which helps with drought resilience, depositing carbon into the soil, fixing soil and nutrients in place, and boosting overall soil health.

So far kernza is only being produced on 500 acres in the American Midwest, but the resulting grain has been distributed to a number of bakers and breweries for experimentation, with great success. Even Patagonia has teamed up with Hopworks to turn it into a delicious ale.

3. Plant-based meat

Industrially produced meat is terrible for the environment, not to mention the ethical implications of confining and rapidly fattening animals. Scientists have pointed out that the basic composition of meat isn't all that complicated: "It's not rocket science it's amino acids and lipids. None of that is exclusive to the animal." So there's no reason why this wouldn't be recreated in a lab using non-animal ingredients.

This is precisely what Beyond Meat (whose CEO made the statement above) and Impossible Foods are trying to do. The two American rival companies have come up with plant-based burgers that are more like meat, less like that the dry, cakelike patties you've come to associate with veggie burgers. The Beyond Burger uses pea protein and beetroot juice, while the Impossible has made headlines for its 'bleeding' potato-coconut oil creation.

Read about my experience eating the Impossible Burger in NYC last summer.

4. Oil from algae

Did you even know it was possible to make oil from algae? Apparently it is, and the resulting oil is a light, neutrally flavored cooking oil with monounsaturated fats and a high smoke point. The first algae oil was made by a Dutch company called Thrive in 2015, and it is now ramping up production in Brazil, where sugarcane is used to feed the algae in large tanks before it's harvested for pressing into oil.

The reason for wanting an algae oil is to reduce the demand for land and water. It is also a more humane alternative to palm oil, which is notorious for driving rainforest destruction worldwide. You can buy it on Amazon already.

5. Lab-grown meat

The industry prefers to call it 'clean meat' in an effort to make it more appealing to skeptical customers. The idea of chicken in a petri dish still raises some eyebrows, but there are many who believe it's the way of the future it addresses many of the ethical and environmental implications of meat production, while satisfying ongoing demand for animal protein. McMillan writes:

Despite the push, it's likely going to be 30 years before you can find lab-grown drumsticks in the grocery store aisle. The chicken grown by Memphis Meats now costs $9,000/pound, so there's still some significant scaling down that needs to occur. Read about my conversation with Shir Friedman, founder of Israel's SuperMeat.


Ver el vídeo: Alimentos Del Futuro Que Comeremos Diariamente En El 2050


Comentarios:

  1. Zoolal

    ¡Pura verdad!

  2. Suzanna

    Bravo, la frase excelente y es oportuna

  3. Daniachew

    ¡Buenos compañeros!

  4. Karlee

    la coincidencia accidental

  5. Manzo

    Veces me hace hacerlo.

  6. Samukree

    Le aconsejo que eche un vistazo al sitio, en el que hay mucha información sobre esta pregunta.

  7. Neshicage

    la pieza útil

  8. Kadyriath

    Estas equivocado. Puedo probarlo. Escriba en PM, lo discutiremos.



Escribe un mensaje